En las últimas semanas y a raiz del desgraciado suceso ocurrido en Sevilla en el que fue asesinada Marta del Castillo, se están pronunciando en prensa, revistas, y conversaciones que he tenido, algunas voces que se alzan para pedir protección para nuestros hijos en Internet, presentándonos la red como una especie de macro-burdel, donde lo único bueno que se puede encontrar es pornografía, pederastas, y pervertidos que se hacen pasar por jovencitas en las redes sociales de moda.

El problema en la mayor parte de las opiniones que he leído y escuchado, es el desconocimiento. Internet no es malo per se, simplemente es un medio de comunicación, una puerta abierta a la comunicación entre personas, como la puerta que hay al salir de tu casa, solo que todo está más cerca. Pero detrás hay personas, como en la calle. Buenas y malas, sí, pero igual que en la calle. ¿Es más peligroso Internet para nuestros hijos que un bar de copas, o un parque, o una calle oscura?

En ambos casos nos encontramos peligros, y los que somos padres nos afanamos en enseñar a nuestros hijos como actuar ante determinadas situaciones, para que puedan reaccionar en consecuencia y estar libres de peligros o malas influencias. Educamos a nuestros hijos para que no hablen con extraños, o no se metan en un coche que no conocen, o que digan gracias o por favor, y todas estas lecciones formarán parte de su vida y su forma de entender las relaciones entre personas.

Para protegerlos de los peligros que habitan en Internet (que los hay), la solución desde mi punto de vista no es la prohibición, ni la demonización del medio de comunicación entre personas, sino la educación, para que sepan emplearlo con inteligencia y criterio.

Los tiempos evolucionan, y debemos ser conscientes de que para nuestros hijos, Internet no será un invento, o una novedad tecnológica, sino algo que estará ahí desde que nazcan. Ya no se puede hablar de analfabetismo digital con la generación que viene. Si antes les enseñábamos que no deben aceptar caramelos de extraños, ahora además debemos enseñarles a que no agregen en su red social preferida a nadie que no conozcan también físicamente.

En definitiva, en mi opinión se trata de un problema de educación. El problema surge cuando el educador desconoce el medio, lo cual genera miedo, y en consecuencia, prohibición. ¿Quizás debieran ser los hijos quienes educasen a los padres en cómo emplear Internet?

Edito: hoy 13 de Marzo, Enrique Dans publica una reflexión de Stephen Fry acerca del control en Internet que le va al pelo a esta entrada. No puedo estar más de acuerdo con la exposición.

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • No cabe duda de que internet constituye una réplica virtual de ese mundo real que esconde todo lo bueno y todo lo malo que el mundo es en si mismo. Estoy contigo en que es una cuestión de educación el saber aprovechar las cosas buenas que tiene internet y soslayar las amenazas que encierra. Sin embargo, a favor del mundo virtual, hay una ventaja sustancial, que es la facilidad de acceso. Desde su propia habitación, el usuario está a un click de cualquier parte del planeta, con cualquier contenido. Es posible, no obstante, que la tecnología aporte algunas herramientas de control para “ayudar” a la labor educadora controlando el acceso a algún tipo de contenidos no recomendable, lógicamente en función de las características del usuario. ¿Es esta función controladora posible? ¿Significa una intromisión en la libertad del individuo?.
    Enhorabuena por el blog y gracias por tus comentarios.

  • Bueno, ahí está el debate. ¿Es necesario cambiar Internet para proteger ya no solo a nuestros hijos, sino para preservar nuestra forma de vida? ¿Se impondrá un nuevo Internet más seguro donde tengamos más seguridad a cambio de entregar nuestro anonimato?
    De hecho la Universidad de Standford esta desarrollando un proyecto de investigación para crear esta nueva red. Os dejo un link a un muy buen artículo del NYTimes [en inglés] al respecto: Do we need a New Internet?

  • Información Bitacoras.com…

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com.
    Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

  • […] su día comenté en este blog lo que opino al respecto del buen o mal uso que nuestros hijos pueden hacer de…, pero empiezo a pensar que los reiterados llamamientos están orquestados con uno o los dos de los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú