La agencia de comunicación Waskman ha concebido una campaña para su cliente Vodafone que me ha parecido cuando menos curiosa, pero sobre todo efectiva: Para promocionar la “Oficina Vodafone“, cuya principal virtud es dotar de movilidad 100% a las comunicaciones fijas de una empresa, han decidido demostrarlo con hechos.

Para ello, se han desplazado temporalmente a unas nuevas oficinas un poco curiosas: un cubo de cristal encima de una valla publicitaria de la compañía, en Madrid y Bilbao.

Aparte de la espectacularidad (y vértigo) de la iniciativa, me parece una muy buena idea demostrar el compromiso con el cliente y su producto demostrando sus aplicaciones reales en sus propias carnes. No sé cuál será la efectividad del servicio, pero cuando menos le están aportando una credibilidad diferenciadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú