Hace tiempo que quiero escribir acerca de las diferencias de Twitter frente a Facebook, y cuál es mi opinión al respecto. Las diferencias más o menos todos las tenemos claras, pero a la hora de emitir una opinión, me pasaba algo curioso: ni estaba muy seguro de cuál me gusta más (ni creo que sean excluyentes), ni quería emitir una valoración subjetiva sin más.

Por eso, he intentado “objetivizar” mi opinión, que veréis al final de este post. Para ello, he cogido las 100 últimas entradas de mi timeline en ambas redes, y he clasificado cada una según su tipología, para determinar cuál de las 2 redes me resultaba más relevante, productiva, útil o divertida a la hora de seguirla.

Huelga decir que el análisis no es ni mucho menos concluyente por varias razones, pero las más claras:

  1. Las 100 últimas entradas no son representativas del timeline en su totalidad (pero algo había que coger) 🙂
  2. No sigo a las mismas personas en Facebook que en Twitter, por lo que la comparación ya es de por sí heterogénea

Después, he ponderado cada entrada, en función de lo que para mí representa. Es decir, el spam para mí no es bueno, por lo que lo pondero con -1 puntos. Los periódicos digitales me son indiferentes, ni me molestan ni me emocionan, así que los pondero con un 0. Finalmente, las cuestiones relevantes (posts interesantes, recomendaciones, ofertas de empleo, etc.) las pondero positivamente, con un 1.

Claro, que cada uno puede tener su ponderación, así que de nuevo, el análisis no es concluyente porque contempla mis ponderaciones personales. Si a tí te gusta leer humor irrelevante, por ejemplo, tu puntuación final sería distinta de la mía, obviamente.

Para que el análisis fuese concluyente, además habría que coger varios días, a horas distintas, etc. Dicho esto, sigue siendo un ejercicio interesante, y sobre todo divertido.

Las categorías en que he dividido las entradas son diversas, las principales:

  • Enlace a post relevante.
  • Autobombo
  • Peloteo
  • Estoy haciendo nosequé (check-ins o entradas del tipo “Me pica el pie derecho, me voy a tomar un colacao, bla bla bla…)
  • Humor irrelevante (cosas como “si Belen Esteban fuera presidenta, tendríamos un Ministerio de Higualdad”, etc.)
  • Frases lapidarias. Este categoría me encanta, sobre todo en Twitter. Frases que pretenden sentar cátedra, gurusianas a tope, y que en la mayor parte de las veces, no tienen ni pies ni cabeza 🙂
  • Conversación no relevante. Ver a otros hablar de cosas que ni me van ni me vienen.
  • Peloteo (encantado de haber conocido al gran nosequién, o que crack fulano de cual, etc…)
  • Otras (denuncia social, recomendaciones, etc.)

Pues bien, los datos de las últimas 100 entradas de mi timeline son los siguientes:

Leyendo la tabla, veréis que aplicando el sistema de puntuación mío particular, Twitter sale perdiendo, sobre todo por el impacto del humor irrelevante, el peloteo y el spam, mientras que Facebook sale bastante bien parado.

Realmente la tabla no es fiel reflejo de mi opinión personal. Quizás me guste más Facebook que Twitter porque me roba menos tiempo, y me gusta poder tener una conversación agrupada visualmente dentro de la ráiz, no a través de @replies. Pero hay un dato destacable, que compensa el humor irrelevante, peloteo y demás cuestiones: los enlaces a post relevantes. Ahí twitter se lleva la palma.

¿Qué opináis vosotros? ¿Os animáis a hacer una tabla similar con vuestros timelines?

3 Comentarios. Dejar nuevo

  • Me parece muy interesante el experimento que has hecho, y estoy de acuerdo con él. Creo que Twitter es el reino del autobombo y de los comentarios irrelevantes, del tipo “estoy comiendo aquí” o “estoy en el aeropuerto de tal”, cuando en general se supone que el perfil de usuario de Twitter es algo más profesional que el de Facebook. Sin embargo, observo que hay mucho tweetmaníaco suelto, para los que Twitter es el mejor invento después de la bombilla y, probablemente, la tele por cable.

    Yo soy usuario de Twitter y hago un uso profesional de él, mientras que en Facebook hago los dos usos: personal y profesional (el primero con un perfil y el segundo con una página). Mi recomendación es que hay que segmentar y concentrar esfuerzos en lo que nos interesa en cada momento, algo imposible si lo tenemos todo mezclado en un solo timeline o muro.

  • Jose:

    Interesante experimento pero creo que no sirve la conclusión porque en Twitter ers fundamental elegir bien a quien sigues. Si lo haces bien y además no sigues a mucha gente puede ser una herramienta de información estupenda. Yo ahora me entero de casi todo por Twitter.

    Y faltaría el análisis desde la otra parte: Twitter como herramienta de comunicación con clientes, usuarios… donde creo que gana por goleada a Facebook en algunos ectores (en el vuestro del turismo seguramente no, como ya hemos hablado en muchas ocasiones).

    Por cierto, yo he tuiteado este post tuyo… a ver cómo lo clasificas en el análisis ;-P

    Nos vemos!!

  • Gracias por tu comentario, José! 🙂 Hombre, por supuesto que no vale como conclusión, de hecho ya he incluido “disclaimer” en varias partes del post, je je. Realmente influye sobre todo a quien sigues, tanto en un sitio como en otro, lo que me hace pensar…debo desfollowear a mucha gente que sigo actualmente ¿no? 🙂
    Tu tuit será categorizado como peloteo sin lugar a dudas! ja ja ja.
    Gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú